ANÁLISIS DE ESTRÉS DE VOZ

El Análisis de Estrés de Voz (VSA por sus siglas en inglés) es una prueba que ha evolucionado y mejorado durante años, hasta convertirse en un estándar en los exámenes de confiabilidad de empresas y gobiernos en todo el mundo.

En esta prueba se identifican las frecuencias en las modulaciones de la voz y se exhiben en una gráfica impresa. De esta forma es posible determinar los efectos de ciertos cambios fisiológicos en la voz. El análisis puede hacerse con una simple respuesta monosilábica o mediante una narración. Como el estudio se realiza con la voz de un individuo, éste puede hacerse en entrevistas personales, telefónicas; incluso, ser grabadas para su posterior análisis.

El VSA es un tipo de “detector de mentiras” que mide el estrés, en la voz de una persona. Cuando se está siendo honesto, el sonido promedio de la voz está por debajo de los 10 Hz, y se ha comprobado que está encima de ese rango en situaciones deshonestas. Es como un polígrafo de voz, pero que no necesita cables ni es incómodo.

El uso del VSA se popularizó a finales de la década de los 70´s, hoy en día, es una alternativa a la prueba del polígrafo como método de detección de mentiras; se usa ampliamente en todos los campos de investigación con un margen de confiabilidad superior al 96 %.

Recientemente en el Congreso Latinoamericano de Seguridad ASIS México 2015, realizado en la ciudad de México, tuvimos la oportunidad de escuchar la conferencia de Manuel Emilio Hoyos Díaz, quien es uno de los expertos en el tema del Análisis de Estrés de Voz que hay en nuestro país, instructor certificado de VSA, avalado por la American Polygraph and Voice Stress Association (APAVSA) y la International Society of Stress Analysts (ISSA).

En su ponencia, Hoyos Díaz habló de las principales aplicaciones que tiene en la actualidad el Análisis de Estrés de Voz. Habló, por ejemplo, de su uso como parte de las pruebas que hacen las empresas para seleccionar a su personal, comprobando la honestidad de las personas que ingresan, o bien evitando la contratación de personal susceptible a cometer actos ilícitos.

Las pruebas de VSA también son parte de los controles rutinarios de confiabilidad, ayudando a reducir la fuga de información y el espionaje industrial. Además de estas aplicaciones, se mencionó que el análisis de estrés de voz, puede ser utilizado también en casos de secuestro, y hasta para la prevención de reclamos falsos por parte de las aseguradoras. Por supuesto, cada tipo de prueba tiene un protocolo diferente.

La Organización Internacional del Secreto Industrial (OISI) se- ñaló que durante el año 2009, el 34 % de las empresas en el Distrito Federal y el Estado de México, sufrieron por lo menos en una ocasión el robo de información confidencial y, aumentó al 38 % durante el 2012. De ahí la importancia de los exámenes de confianza y la enorme utilidad que tienen los Análisis de Estrés de Voz. Los sectores que más recurren a esta herramienta, son los de seguridad pública y privada, el autotransporte, las casas de cambio y los autoservicios.

 

Buscar Productos

[aws_search_form]