DETECCIÓN DE ROBO HORMIGA

En las empresas de todos los sectores y tamaños hay un peligroso enemigo interno llamado: robo hormiga.

Se trata de un delito que implica hurto, pero también desviación de clientes y espionaje industrial.

Mejorar las practicas de seguridad dentro de la empresa y la gestión del capital humano logra reducir hasta en 70% esta practica. Los riesgos disminuyen de forma significativa al contratar al personal adecuado. A los posibles empleados se les debe investigar, revisar que no tengan antecedentes penales, investigar como han vivido en los ultimos años. Deben pasar por el poligrafo, grafologico, test de personalidad y pruebas sorpresivas antidrogas y de verificación de confianza. Esto nos permite tener personal confiable.

 El robo hormiga es un delito que ocasiona pérdidas de entre 30 y 35%  en las ganancias de empresas de cualquier tamaño y que puede mermar hasta en un 10% el inventario de las organizaciones, de acuerdo con especialistas.
El robo hormiga es un delito cometido al interior de las empresas y cometido por los propios trabajadores, visitantes, contratistas o proveedores, lo que dificulta su detección oportuna.Las empresas más susceptibles son las dedicadas a los bienes, ya que al manejar materia prima de forma constante el robo es más rentable y permite burlar los sistemas de seguridad de forma más sencilla.

Generalmente quienes cometen este ilícito optan por llevarse objetos pequeños y fáciles de ocultar, pero que al final suman importantes pérdidas para la empresa, de ahí la importancia de detectarlo y evitarlo.

Las mercancías o artículos robados generalmente son para satisfacer las necesidades emocionales de quien comete el hurto, y no tienen nada que ver con el coeficiente intelectual ni el estrato socioeconómico, aunque fenómenos como la crisis detonan la frecuencia.

Buscar Productos

[aws_search_form]